Profundidad de navegación: Principal / Noticias sobre Radios
"Sí, no era sólo un decir, los hechos constatan que es posible. Este noviembre marca la presencia de dos festivales comunitarios, una en la costa y otra en la sierra norte, dos regiones pertenecientes al estado de Oaxaca.

DE LA COSTA A LA SIERRA, POR LA DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS.

Por: Zenaida Pérez


San Antonio Río Verde, Tututepec, Oaxaca fue sede del Festival Cultural en Defensa del Río Verde el pasado 28 de noviembre de 2009, donde los pueblos afromexicanos, chatinos, mixtecos y mestizos mostraron su algarabía y creatividad, para refrendar un NO TAJANTE a la ejecución del proyecto hidroeléctrico Paso de la Reina. Exigiendo el respeto a uno de los derechos fundamentales de los pueblos, el Derecho a ser consultados antes de la implementación de algún proyecto en sus tierras.
Y de la costa a la sierra, un día después. El 30 de noviembre en Rancho Tejas Tlahuitoltepec, Mixe, se llevaba cabo otro festival. El Festival comunitario por una vida libre de Violencia, exigiendo también el respeto por el reconocimiento de nuestro derecho a una vida libre de violencia, a la participación comunitaria, por una convivencia digna entre hombres y mujeres, por una convivencia armoniosa entre todas y todos, sin distinción de edad, profesión o sexo.
Ambos festivales contaron con la presencia de las autoridades comunitarias, de hombres y mujeres , niños y niñas, así como jóvenes y adultos de la comunidad, ofreciendo una infinidad de participaciones artísticas con cantos bailes, sones, música, poesía, poemas, representaciones, discursos y reflexiones.
El tequio marcó la celebración de los pueblos de Oaxaca, tanto en la costa como en la sierra, pues ambos eventos fueron considerados La Celebración Comunitaria, donde todas y todos aportaron su granito de arena para que el festival saliera de lo mejor. Así las autoridades en conjunto con su pueblo, aprovecharon la oportunidad para mostrar al mundo, esa inconformidad del pueblo ante las imposiciones de nuestras autoridades y del sistema imperante actual.
En esta lucha pacífica pero enérgica, alegre pero firme, fiestera pero en resistencia, los pueblos de Oaxaca mostraron su riqueza cultural, pues contaron con la interacción de su gente, invitaron en el momento y en el después a bailar con los presentes, a reflexionar con las y los participantes, a alimentar el alma el corazón y la mente, de fe, de esperanza, de anhelo, de firmeza, de entereza y de seguridad de que el presente debe y puede cambiar, con la unión de todas las fuerzas, de todas las chispas que hagan luces y compartan la llama que empieza a encenderse.
Y como pueblos originarios estas actividades incluyeron rituales y prácticas que nos enseñan a abrir caminos, que compartió a propios y extraños que para cualquier actividad se pide permiso al entorno, a la naturaleza, este fue uno de los tantos saberes que los pueblos anfitriones nos compartieron. De eso deberían aprender nuestros gobernantes, se escuchó en más de un visitante.

Así recordamos que el respeto a los Derechos Humanos, el respeto al Derechos de los Pueblos Originarios y el Derecho de las Mujeres-Indígenas, está en el olvido. Pues ambas manifestaciones demuestran que no hubo mucho que celebrar este 10 de diciembre, y que tanto el proyecto impuesto Construcción de la Presa Hidroeléctrica Paso de la Reina, como la situación de Violencia que a diario viven las mujeres y las mujeres indígenas, son muestra de que el Estado no ha cumplido su papel, el de garantizar el bienestar de sus gobernados.
Por ello comparto la reflexión de una mujer chatina, enunciada en entrevista con la radio de la banda civil, durante el festival comunitario “Muchos me han dicho que me calle, que si sigo hablando, me pueden matar. Pero yo digo: si no he hecho ningún pacto con la CFE u otra empresa ¿porqué tendría miedo de morir? Si justo mi lucha es esta, la de defender a mi madre tierra, y si un día me quitan la vida muy satisfecha y sin temor regresaré a ella, porque sé que me va a recibir muy gustosa; que teman los que la han vendido, que teman morir los que se han aprovechado de ella, que les preocupe no ser aceptados en las entrañas de la madre tierra los que han traicionado a su gente, a pueblo y a la naturaleza. Porque de ella venimos y a ella regresaremos, invito a todas y todos a pensar en las cuentas que daremos a la madre tierra cuando regresemos a ella. ¿Cómo nos gustaría que nos recibiera?

Fecha: 09/12/2009
Compartir en Facebook Compartir en Delicious Compartir en Yahoo Compartir en Google
Radioteca, UNESCO y Código Sur apoyan la construcción de esta web, pero no necesariamente comparten y adhieren a los contenidos publicados,
siendo estos absoluta responsabilidad de las organizaciones usuarias.
Los contenidos de este sitio web están bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0.
Este sitio ha sido diseñado por Código Sur y es administrado con el editor dinámico de contenidos Cyclope 2.0 que ha sido desarrollado por Código Sur.
Este sitio ha sido desarrollado sobre estándares de diseño web, cualquier navegador de calidad lo visualizará correctamente:
Konkeror Mozilla Firefox Epiphany Opera Safari Google Chrome